Un diario de conciertos

Las crónicas perdidas: Coque Malla, Miguel Bosé

Bajo este epígrafe, Las crónicas perdidas, incluyo breves reseñas de aquellos conciertos a los que fui, pero pasé de hacer crónica. Me estrené el otoño pasado con Leonard Cohen y Miguel Ríos, y hoy tenemos nueva entrega con Coque Malla y Miguel Bosé.

 

Coque Malla (Teatro Auditorio Alcobendas, Madrid, 23/01/11)

Por razones inexplicables no pude pillar ni un solo concierto de La Gira Gigante ni en 2009 ni en 2010. Recuerdo que tocó en Sanxenxo en agosto del año pasado y me lo perdí por un par de días, y también que no pude verlo en Madrid en septiembre porque, precisamente, me fui a Lisboa a ver a Leonard Cohen.

Casi sin avisar, se programó un nuevo concierto de Coque en la encantadora ciudad de Alcobendas, un domingo por la tarde del pasado enero, y para allá que fuimos. La sorpresa es que escuchamos entero el próximo disco de Coque, aún por publicar, Termonuclear, en acústico y casi en solitario (su banda se le unió poco a poco). Tiene buena pinta, aunque no demasiado rockera, pero tampoco se puede juzgar por lo escuchado allí. Las canciones llevan la impronta de Coque Malla, eso sí.

El concierto se remató con temas de su anterior disco y algún rescate de Los Ronaldos excesivamente oscuro. Pero al menos pude tachar a Coque de mi lista de asuntos pendientes. Cuando edite Termonuclear, espero volver a verlo en Madrid capital, con las canciones ya arregladas para banda y en una sala donde me pueda tomar una cerveza mientras lo veo. Mahou a poder ser.

Miguel Bosé (Teatro Coliseum, Madrid, 28/02/11)

Los caminos del Señor son inescrutables y yo jamás me hubiera imaginado que algún día vería al Papito en directo. Pero resulta que, en esta tanda de cinco conciertos que ha dado en el Teatro Coliseum, alguien no debió hacer bien su labor de promoción y había entradas a puñados a mitad de precio en internet; y un par de invitaciones acabaron por caer en mis manos. Y yo, si es gratis, no digo a nada que no.

Lo mejor del pinchazo (también explicable por los precios disparatados) es que los reventas ya no sabían qué hacer con sus entradas: uno de ellos, particularmente imbécil, incluso intentó colocarle una a Mercedes Milá en la cola de la taquilla, delante mío. Mercedes, claro está, iba invitada, como otros ilustres del calibre de Santiago Segura, Nacho Vidal y un tipo con pinta de torero chuloputas que no se sentó en su butaca hasta que las luces se apagaron, para que los fotógrafos pudieran retratarlo con su novia.

Como dijo Papito, éstos eran los primeros conciertos que daba en un teatro, no sé si en Madrid o en cualquier parte: asombroso sea como sea para alguien con más de tres décadas de carrera. El espectáculo era el mismo que había llevado el pasado año en pabellones y grandes recintos, metido a capón en el escenario del Coliseum.

Si ya la luminotecnia de pesadilla era capaz de derretir tus pupilas, no digamos las coreografías y las posturas de Papito y sus coristas, instalados en la exageración para proyectar su imagen a los espectadores más lejanos. Sólo que allí no había cámaras, pantallas ni espectadores lejanos, y la cercanía multiplicaba la vergüenza ajena.

Musicalmente no voy a opinar de Papito porque creo que él se retrata solo. Dejo aquí mi canción favorita de su último disco y su explicación de la misma, no tienen desperdicio (la entrevista sólo se puede ver en YouTube pero, de verdad, merece el esfuerzo de pinchar).

Y bueno, en resumen, un concierto de Papito es como una gran despedida de soltera llena de mujeres de mediana edad, jaleando (incomprensiblemente) a un cuerpo de baile que ha dejado muy atrás la ambigüedad. Como en toda buena despedida, cuanto más ruidoso y hortera, mejor es el espectáculo. Sobre todo para aquellos que pagaron 113 euros por verlo: seguro que son los mismos que en Facebook quieren cambiar tesoros del Vaticano por comida para África, ¿te apuntas? Pues con el dinero que has tirado con Papito acabas de matar a un niño, mamón.

El perro donde está… ¡Sit!… El perro no se encuentra… ¡Plas!…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s