Un diario de conciertos

Pereza (Sala Siroco, Madrid, 10/12/08)

Todavía hay románticos y mitómanos a los que les gusta idolatrar lugares, y aparecer en una canción es un billete de primera clase para alcanzar dicho estatus. Si El Penta ha sobrevivido durante décadas (previa reconversión en anodina franquicia malasañera) gracias a una breve mención en Chica de ayer de Nacha Pop, es previsible que algunos harán el mismo esfuerzo de arqueología musical en el Siroco del año 2020, buscando los restos de aquellos días en los que Buenas noches Rose o Garaje Jack actuaban en su escenario; algo parecido al peregrinaje de los fans de los Beatles a la sala The Cavern (que conste que esto es una analogía, no una comparación).

 

El problema, ya se sabe, es que la memoria lo edulcora todo. La gente prefiere recordar que el Rock-Ola fue un legendario lugar de encuentro de toda la fauna del Madrid de los ochenta, y no, como reconoce Alaska, que servían un garrafón de caerse de espaldas. Por eso los jóvenes de dentro de unos años, inspirados por las citas de las canciones de Pereza, creerán que el Siroco de nuestro tiempo era mejor que el que ellos van a conocer (en el supuesto de que continúe abierto). Así que voy a aprovechar el cyber-espacio como una cápsula del tiempo para dejar un mensaje a mis descendientes: Siroco es una mierda. Los porteros te miran mal; los camareros pasan de tu culo o, cuando no lo hacen, te sirven el preceptivo garrafón; el aforo siempre se supera; su ventilación es mediocre; la visibilidad de su escenario en concierto es nula; su forma de tubo hace que la acústica sea terrible en la mayor parte del bar. Y lo peor de todo, carece por completo de encanto, detalle estúpido que salva de la quema a la sala El Sol, por ejemplo. Jóvenes del futuro, que sepáis que Rubén y Leiva os mintieron.

 

Que la mitificación ha empezado ya lo demuestra lo codiciadas que eran estas entradas para ver al dúo en el bar que los vio, si no nacer, sí crecer. También está el factor del aforo, claro: la última vez que Pereza actuaron en Madrid, lo hicieron para dieciocho mil personas en la emblemática plaza de toros de Las Ventas; en Siroco, en cambio, caben doscientos cuerpos bien apretaditos (y doy fe de que estábamos apretados). La razón para deshacer semejante camino, además de su sincero amor por el bar, fue participar en el ciclo Alternativas en Concierto (patrocinado por la Comunidad de Madrid, mientras el Ayuntamiento va cerrando salas en la capital. Qué asco de políticos…), en el que un grupo consagrado da la “alternativa” a otro más desconocido, en este caso los andaluces Supersubmarina. Hay personas que cierran los oídos a los teloneros, simplemente porque no son el grupo que han ido a ver. Yo no lo hago, pero no puedo decir nada de Supersubmarina porque el trabajo sólo me permitió llegar a tiempo para escuchar el aplauso al final de su última canción.

 

A las once y veinte sonaron los primeros acordes de Manager. Cuando uno acude a un concierto en bares de estas dimensiones, el artista no suele ser tan conocido y el público está menos entregado. Por eso me sorprendió cómo retumbaban en las paredes del Siroco las voces de doscientas personas cantando a pleno pulmón. También me desconcertó (para bien) el sonido de los instrumentos en los temas de Aproximaciones, un disco que ya había oído dos veces en directo: las guitarras sonaban mucho más sucias y la batería tenía más pegada. Y las voces, aleluya, se oían y se entendían.

 

En cuanto al repertorio, se trató de una versión más breve (finalmente, una hora y media) del que han estado paseando por toda España durante los últimos quince meses. La única sorpresa fue un rescate de su primera época, Run, run (hace mi moto), obviamente inspirados por el lugar donde estaban tocando. A propósito de las canciones del grupo, es innegable que Pereza han llegado a lo más alto gracias a un apoyo mediático sin parangón en estos tiempos (con la posible excepción de El Canto del Loco): Pienso en aquella tarde, Princesas, Como lo tienes tú, Aproximación o Estrella polar son los hits que son gracias a haber sido radiados incesantemente por los 40 Principales. Y no hay descrédito en reconocerlo, porque además son buenas canciones.

 

Pero el miércoles en Siroco no hubo distinción entre los éxitos de radio-fórmula y los temas que no lo son. Margot, Beatles o Yo nací para estar en un conjunto, todas de su último disco, se cantaron con la misma pasión y el mismo ardor que las otras. Aunque las letras firmadas por Leiva superan en número a las de Rubén en los discos, el reparto ante el micrófono fue bastante equitativo. De hecho, ambos tuvieron ocasión de citar a Siroco en sus canciones, Leiva en Por mi tripa (la estrofa en cuestión fue tarareada con un entusiasmo ensordecedor) y Rubén en Madrid. Tantas ganas tenía éste de cantar aquello de “noches en Siroco, terracita Antón Martín…”, que acabó adelantándose y cambiando estrofas de sitio, convirtiendo el maravilloso tema en un desaguisado sonoro. En un aforo como Las Ventas las caras hubieran sido de consternación, pero en Siroco, Leiva no pudo más que echarse unas risas a costa de su compañero.

 

El concierto avanzó a buen ritmo, tanto que la primera despedida pilló a muchos por sorpresa al cabo de una hora y pico. No se hicieron de rogar para entregar un único bis que incluyó Grupis, Superjunkies y Pienso en aquella tarde (con la sempiterna cita a Ama, ama, ama y ensancha el alma incluida). El final de ésta se solapó con el principio de Walk on the wild side sonando por los altavoces del local, y aunque Leiva animó a los presentes a cantar el tema de Lou Reed, estaba claro que no íbamos a arañar ni una sola canción más. No nos quejamos: habiendo visto un concierto tan exclusivo por siete euros (Bunbury da otro este mes en Joy Eslava para novecientas personas a ¡cincuenta euros! por cabeza… Bien por ti, Enrique), todos salimos del Siroco sintiéndonos privilegiados y deseando que el próximo disco no se haga esperar.

 

Jota78

Artículos relacionados:

Pereza + Sidonie (Las Ventas, Madrid, 13/06/08)

Que sí, que me gustan los Pereza

Anuncios

4 comentarios

  1. alfonso

    JOTA 78… tú si que eres una mierda. Te crees privilegiado desde tu plumilla virtual. Los porteros suelen mirar mal a los que van de prepotentes y de la manera en qué escribes tú, imagino tu actitud al entrar en Siroco. Y lo camareros tambièn suelen ser poco receptivos cuando los clientes son chulos. Como tú. En cuanto a lo del garrafón, posiblemente estuviste antes de ir al concierto bebiendo garrafón en algún tugurio barato para ahorrarte algunos centimos y luego dices que el garrafón lo daban en siroco. Claro que sí. Debería hablar con fundamento y no insultar por insultar ya que como has podido leer en este comentario, cualquiera puede hacerlo. Tú si que mientes, sobre todo en una cosa: SIROCO TIENE MÁS ENCANTO QUE EL SOL y desde luego, muchísimo más que tus textos. Bocazas, que eres un bocazas!! Deberías apoyar a los locales de conciertos y no desprestigiarlos porque hayas tenido algún problema con alguno de sus trabajadores. Según tratas te tratan chaval!!

    alfonso fernández lópez (programador y encargado de la sala siroco)

    21 diciembre, 2008 en 9:53 pm

  2. Jota78

    Voy a hacer una aclaración al respecto…

    El tema “Run run” no pertenece a los orígenes de Pereza, como dije erróneamente en un principio, sino que fue compuesto en Argentina en 2005, inspirados por las palabras de un niño que dieron pie al estribillo. La primera versión de dicho tema apareció en el DVD en directo grabado en un teatro de Barcelona en 2006.

    El resto del texto, lo suscribo palabra por palabra.

    Un saludo. ¡Gracias por leerme!

    22 diciembre, 2008 en 1:53 pm

  3. Pingback: Pereza (Sala Siroco, Madrid, 17/04/11) « Si la tocas otra vez…

  4. Javier

    Esto de acuerdo al 100%. Siroco es una sala pésima para dar conciertos.

    17 julio, 2012 en 10:21 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s