Un diario de conciertos

Bruce Springsteen & The E Street Band (Estadio Camp Nou, Barcelona, 20/07/08)

Abro los ojos. Un ventilador da vueltas en el techo. Las cortinas están echadas, pero la luz de la mañana las atraviesa, incendiando la pequeña habitación. ¿Estoy en Saigón esperando a que me den una misión? No, ya tengo una: conseguir la pulsera que me permita entrar al pit en el último concierto que veré de Bruce Springsteen & The E Street Band en la gira Magic.

Que la expectación ante el concierto de hoy es máxima lo demuestra el hecho de que, a las dos de la tarde, me asignan el número 2061, en contraste con el 492 que obtuve en Donosti a la misma hora (parecemos velocistas, joder). Por suerte, el reparto de pulseras es más ordenado que en otras ciudades, y en veinte minutos he cumplido mi misión. Los primeros mil ya hacen cola para entrar (la apertura de puertas es a las seis de la tarde) y un alemán sonrosado los anima interpretando versiones de Bruce bastante potables con guitarra acústica y armónica.

Mientras escribo esto, tumbado en un césped lleno de hormigas en las inmediaciones del estadio, la gente a mi alrededor habla del concierto de ayer y de las canciones que pedirán hoy. Lo chocante es que lo hacen en inglés, alemán, italiano, francés y alguna lengua nórdica que no soy capaz de identificar. Es un poco perturbador reconocer algunas caras, aunque a la vez te transmite una sensación de familiaridad agradable. Como dice la letra de Out in the street: “entre la multitud me siento como en casa”. Decididamente, Bruce for president! de las Naciones Unidas.

Al levantarme me doy cuenta de que llevo toda la mañana con la bragueta abierta. La italiana enfrente mío y yo nos reímos cuando me subo la cremallera.

Entro al estadio a las nueve. El bochorno es tal que sólo con estar parado entre la gente ya sudas a borbotones. Con fría lógica vulcaniana, la organización catalana ha calculado la relación metros cuadrados / personas del pit a la manera de Telemadrid con las manifestaciones antigubernamentales: es decir, a lo bestia. No sé si la idea es que el sitio se autoregule a base de lipotimias, pero quedarme a comprobarlo me arruinará el concierto, así que estudio una alternativa. No puedo atravesar el pit para comprobar si el otro lado está más despejado, pero puedo rodear el estadio por dentro hasta llegar al otro extremo. Como pasan treinta minutos de la hora prevista de inicio, corro el peligro de que el concierto comience en cualquier momento y me quede sin poder entrar de vuelta al pit (no es fácil encontrar el hueco entre dos vallas de obra en la oscuridad, y con un mar de espaldas poco deseosas de dejarte pasar). Decido jugármela y me sale bien: el otro extremo del pit está bastante más despejado y tengo una buena visibilidad del escenario. Queda claro que no se puede esperar de la especie humana que se organice para que todos vivamos mejor. ¡El hombre es un lobo para el hombre!

Tenth avenue freeze-out abre el concierto. Lo mismo que en Londres el 30 de mayo, pero con dos matices: aquí no es de día y la gente ya está cantando y dando palmas desde el primer segundo. Aparece Bruce y se planta al borde del escenario con las manos a la espalda y una tranquila sonrisa autosuficiente en su cara: sabe que ya nos tiene. Recorre el escenario de un lado a otro, como pasando lista, y todos deseamos tener alguna vez en la vida un jefe tan guay como éste. Explota la canción y el estadio entero despega.

El sonido es bueno, sin duda el mejor de los cuatro conciertos españoles, aunque inevitablemente catedralicio. Como estaba previsto, el concierto de hoy es complementario del de ayer, y nada menos que quince canciones varían en el repertorio. Cinco de ellas no las he oído nunca en directo: Light of day y This hard land se presentan en unas versiones algo más tranquilas que sus grabaciones originales, pero de todas formas muy potentes; Youngstown y Murder incorporated, que nunca fueron de mis favoritas, ganan puntos en directo gracias a la forma en que Nils Lofgren acaricia su guitarra con las yemas de sus dedos como lo haría con una mujer (o un hombre, no sé qué es lo que le va); y I´m going down se revela más festiva de lo que parecía en el disco.

Las que ya he oído antes en directo son, de todas formas, un placer orgásmico tras otro: deliciosamente divertida Spirit in the night, un cañonazo sin parangón Prove it all night, un melodrama épico Darkness on the edge of town, un disparate anacrónico de disfrute instantáneo Working on the highway, un delirio colectivo Rosalita

La sorpresa del repertorio es la total ausencia de temas de The river (sobre todo considerando que es un disco doble); queda descartado, por tanto, oír Drive all night en esta gira, que estaba prevista en el set-list original de esta noche y quedó abortada en beneficio de alguna petición del público. No se puede tener todo. Lo que me resulta incomprensible es que sólo hayan interpretado los mismos cuatro temas de Magic en los cuatro conciertos españoles. Esta segunda noche en Barcelona era la ocasión perfecta para sacarles brillo a Girls in their summer clothes o I´ll work for your love. No ha sido así y lo lamento.

La banda está pletórica, mejor cada noche que pasa. Su complicidad es enorme, se nota que no son los Stones. Cuando Clarence y Bruce se miran durante la parte cantada por el público de Badlands, sus sonrisas espontáneas los delatan: no pueden ser más felices de lo que son en ese preciso instante. La misma ternura nos transmite ver a Bruce y Max besarse en la boca en el saludo al público al final de los bises, o los arrumacos con una Patti cada día más parecida físicamente a Esperanza Aguirre (a propósito de esto, de los arrumacos, no entiendo por qué se ha adoptado la convención de que los temas de Tunnel of love son canciones de amor que hablan de Patti, cuando en realidad tratan de la crisis del primer matrimonio de Bruce. ¿Es un reconocimiento implícito de que fue Patti quien propició esa ruptura?).

Thunder road abre los bises. Una vez escribí en este blog que posiblemente sea la mejor canción de la historia, y sigo pensándolo. Le sigue un Detroit medley fuera de control, y los himnos acostumbrados con Rosalita intercalada entre ellos. Despedida y cierre con Twist and shout, con Bruce ya abiertamente afónico (John Lennon dijo una vez que esta canción tenía por fuerza que ser la última, porque después de ella se quedaba sin voz).

Una vez más, el concierto dura tres horas clavadas, lo que me resulta una casualidad fascinante, porque el número de canciones y la longitud de las mismas no son constantes. En la despedida, Bruce grita “we will be back!”, y todo el mundo aplaude con sincera alegría. El último en bajar del escenario es Clarence, que sonríe mientras se despide del público juntando las manos a la manera oriental.

Las luces del escenario se apagan lentamente. El show ha terminado.

Me siento a comer un sandwich de atún envasado de cinco euros mientras el estadio se vacía (parece que Irán haya estado probando sus armas de destrucción masiva en él). El último concierto ha sido tan bueno como los anteriores, aunque quizá no más especial, como muchos deseábamos. Esta semana he comido, cagado y soñado con Bruce Springsteen & The E Street Band (no, no me he tocado pensando en Bruce), y me va costar volver a la realidad después de tantas horas de alegría.

Les ha informado Jota78, último superviviente del Camp Nou. Fin de la transmisión.

Artículos relacionados

Bruce Springsteen & The E Street Band (Estadio Camp Nou, Barcelona, 19/07/08)

Bruce Springsteen & The E Street Band (Estadio Santiago Bernabeu, Madrid, 17/07/08)

Bruce Springsteen & The E Street Band (Estadio Anoeta, San Sebastián, 15/07/08)

Bruce Springsteen & The E Street Band (Emirates Stadium, Londres, 30 y 31/05/08)

Bruce Springsteen & The E Street Band (Pabellón Bercy, París, 17/12/07)

Bruce y los demás 

Anuncios

7 comentarios

  1. Diego

    Maybe you’ll be out there on that road somewhere
    In some bus or train traveling along
    In some motel room there’ll be a radio playing
    And you’ll hear me sing this song
    Well if you do you’ll know I’m thinking of you and all the miles in between
    And I’m just calling one last time not to change your mind
    But just to say I miss you baby, good luck goodbye

    estos versos siguen haciendome llorar, irremediablemente.
    Gracias a ti he podido escucharlos 3 veces en 4 días

    que pena no habernos emborrachado en barna

    bueno, malsaña esta llena de noches

    gracias, amigo

    22 julio, 2008 en 11:23 am

  2. ¿Light of day sonó tranquila? Pues a mi me arrasó completamente, jajaja, aunque sonó un poco apisionadora desde tribuna. Muy bueno lo de Telemadrid y el recuento de manifestantes-público en este caso, jaja. I’m going down fue todo un triunfo, el estadio entero se volvió loco, toda una sorpresa para mi. Tengo un video de cómo la banda abandonaba el escenario y se retiraba por los vomitorios del Camp Nou, pero no he podido subirlo a youtube aún. En él se ve que a Clarence se lo llevan en un carrito como de golf… mala señal esa, eh, aunque bueno, todavía aguanta el tipo. Bruce salió el último y firmó y saludó a todos los que pasaban por allí, también a la grada. Realmente este concierto me gustó tanto como el de Madrid a pesar de estar en tribuna y no en grada. Queda demostrado que al final la cuestión es entregarse y querer pasarlo bien o no. Yo, desde luego, quería pasarlo bien y así lo hice, jeje. Buena crónica, compañero.

    22 julio, 2008 en 11:23 am

  3. Quería decir que en Madrid estuve en el pit y en Bcn en tribuna.

    22 julio, 2008 en 11:25 am

  4. Eres increíble. Te has ido de gira!!!.

    Enhorabuena por las crónicas y por la experiencia en sí.

    Un abrazo enorme guapo!!

    Salut!!

    Uta.

    24 julio, 2008 en 12:37 pm

  5. Pingback: Bruce Springsteen & The E Street Band (Hyde Park, Londres, 28/06/09) « Si la tocas otra vez…

  6. Pingback: Bruce Springsteen & The E Street Band (Madison Square Garden, Nueva York, 07 y 08/11/09) « Si la tocas otra vez…

  7. Pingback: ‘Big Man’ Clarence Clemons (1942-2011) « Si la tocas otra vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s