Un diario de conciertos

Deluxe (Neu! Club, Madrid, 29/03/08)

He visto a Xoel López en concierto en muchas ocasiones, sólo que nunca tocaba él. Durante largo tiempo, cada vez que iba a ver un concierto a alguna sala de Madrid, allí estaba él entre el público, casi siempre al lado mío (y no al revés, lo prometo). Daba igual que fuera José Ignacio Lapido, Quique González, Jesse Malin o Coldplay: cuando giraba un poco la cabeza, tenía a ese inquietante gallego flacucho a mi vera. Por suerte un amigo común acabó por presentarnos, y ahora puedo darle la mano cuando lo veo en lugar de plantearme si llevar pistola cada vez que salgo. Gracias, Rober. 

A quien no he visto tantas veces en directo es a Deluxe, el álter-ego de Xoel en el escenario. Y no sé por qué, la verdad, pues como dirían en una película de Tarantino mal doblada, es jodidamente bueno. En 2003 fui a la plaza de toros de Albacete a un mini-festival de dos días, en el que el cartel del primer día estaba compuesto por Deluxe y Loquillo y Trogloditas. Huelga decir que yo iba a ver a los segundos de tan exótico binomio. En aquellos días, Deluxe era un grupo indie de moda con un repertorio casi íntegro en inglés; es decir, estaba completamente fuera de mi radar, pues nunca me he distinguido por llegar el primero a nada. Pude apreciar que no eran lánguidos ni malos, pero poco más puedo añadir de esa noche, en la que no aparté los ojos del callejón que daba a los camerinos, pues podía ver la enorme silueta del Loco haciendo sus estiramientos antes de salir a escena. ¿Quién puede competir con eso?

 

Algún poso dejaría esa actuación, pues acabé comprándome su segundo disco, If things were to go wrong. Supongo que la ironía de que el hit de aquel álbum fuera una canción en castellano, Que no, era el presagio de lo que estaba por venir. Los siguientes, Los jóvenes mueren antes de tiempo y Fin de un viaje infinito, me engancharon bastante más; lo suficiente como para que Deluxe en concierto se convirtiera en una asignatura pendiente que, por alguna extraña razón, he tardado años en aprobar (clama al cielo que no fuera a verlo a La Riviera el pasado noviembre: un conciertazo, como demuestra el DVD recién publicado).

Mientras, maté el gusanillo viendo un concierto de One Hit Wonders, el grupo de versiones de Xoel con Sara Íñiguez y Leiva. El sábado asistí al que considero mi primer concierto de Deluxe, pues era la primera vez que pagaba por verlo y podía tararear las canciones. Sin embargo, aún no conozco la versión más ortodoxa del grupo, con el énfasis puesto en su faceta más roquera, pues se trataba de un concierto acústico… o algo parecido. 

El Neu! Club, para quien no lo sepa, es la sala Galileo Galilei de toda la vida, que cambia de nombre los sábados para aparentar estar más a la última. La realidad es que no cambia nada aparte del característico neón con el nombre de la sala que hay en el escenario, y que provocó el momento menos divertido de la noche cuando el backliner del grupo decidió testar su dureza con la parte blanda de su cráneo. El resultado: los músicos tuvieron que desmontar ellos mismos sus instrumentos, al quedarse sin ayudante de escenario. Pero me estoy yendo por las ramas. La cuestión es que Neu! es tan Galileo como siempre, para lo malo y para lo peor: el precio de las copas y el aforo mal repartido, lo que provoca cabreos en los espectadores que han decidido ver el concierto de pie y se encuentran con una visibilidad nula. El sonido, todo hay que decirlo, casi siempre es bueno. 

Xoel salió solo al escenario y empezó el recital con Gigante, en una versión con guitarra acústica (y quizá armónica, pero no puedo jurarlo). Esa canción definió el concepto general del espectáculo: versiones con tempos más tranquilos, sin perder la intensidad del disco. ¿Parece fácil? Si lo fuera, yo no hubiera echado pestes en este blog de otros que lo intentaron y fracasaron, como… Bah, a quién le importa. Ahora hablamos de Xoel, y el hombre sabe cómo hacerlo. Para mi satisfacción, al tercer tema se unieron a él cinco músicos más (con guitarra eléctrica, bajo, teclados, trompeta y saxo), así que el “acústico” se redujo a la ausencia de batería. 

Muy contento debe estar Xoel con Fin de un viaje infinito y su continuación –o hermano pequeño-, el reciente Reconstrucción, pues el repertorio se basaba al 90% en ellos. Lo cual me parece perfecto, ya que sus historias de amor y desamor son las más afinadas de su trayectoria (no diré sentidas, porque seguro que el hombre le ha puesto siempre las mismas ganas, en castellano y en inglés). Y no sólo por cómo están escritas, sino por el sentimiento con el que están cantadas. El cielo de Madrid, Historia universal (El amor no es lo que piensas), Adiós corazón o Tendrás que hacerlo mejor, todas publicadas en el último LP, suenan ya como clásicos inamovibles del repertorio de la banda. Aunque para mí el momentazo fue el primer bis, con la inmensa El amor valiente, en una versión ralentizada de diez minutos que la hace más emocionante todavía. 

Intuyo que Xoel transmite siempre naturalidad y cercanía sobre el escenario, aunque en un formato como el del sábado pasado pudo jugar aún más esa baza y romper del todo la barrera entre público y artista. El diálogo entre ambos no fue algo metafórico, ya que Xoel incluso preguntó qué canciones quería escuchar la gente (aunque fuera para rechazar las propuestas más obvias, como Que no). Supongo que ahí tenemos otra diferencia más con Loquillo. 

Concluyendo, el del Neu! Club fue un concierto bueno, bonito y, en la relación calidad/precio, barato. Me he quitado la espinita de ver a Deluxe en directo, aunque eso sí, ahora ardo en deseos de disfrutar su versión más cañera. Después de lo visto, seguro que no tardo cinco años más en conseguirlo. 

Jota78

Anuncios

2 comentarios

  1. Delievers

    Deluxe en directo es impresionante recomendable 100%, no esperes 5 años y si es posible tampoco 15 díasacude al próximo conicerto

    29 abril, 2008 en 12:15 am

  2. Pingback: Deluxe (Búho Real, Madrid, 29/07/08) « Si la tocas otra vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s