Un diario de conciertos

Steve Earle & Allison Moorer (Madrid, 13/02/08)

Steve Earle es un americano de pura cepa. Nacido en Virginia, nada menos, estaba claro que lo suyo no iba a ser el reguetón o el hip-hop, sino el country de toda la vida. Lo que pasa es que este hombre es un ultra-izquierdista que gusta de ser el azote de la administración Bush en sus letras, así que lo ven con mejores ojos en Europa (siempre presta a criticar a los demás antes que hacer autocrítica) que en la América profunda. Y como a todo el country que no hable de ordeñar vacas o enamorarte de tu prima le añaden la coletilla “–rock alternativo”, pues eso es lo que practica Steve Earle: country-rock alternativo. 

Físicamente, el sr. Earle es un mastuerzo barrigudo, mal afeitado y con cortinilla tipo Torrente, feliz de vestir camisas de cuadros demasiado holgadas y gafas opacas de culo de vaso. No es Ricky Martin, vaya. El tipo se ha metido de todo, ha pasado por la cárcel y se ha casado seis veces, lo que demuestra su estabilidad mental; aunque la imagen que se vende ahora es la de un tipo sobrio, redimido y renacido, en paz consigo mismo al lado de su sexta esposa. No sé, yo no apostaría un brazo por él. 

Y precisamente su mujer, Allison Moorer, es la telonera de sus giras en la actualidad. Armada solamente con una guitarra acústica, Moorer desgrana su lánguido repertorio con buena presencia y estupenda voz, aunque en mi ignorancia, todo lo que tenga un deje sureño me recuerda a Dolly Parton. Quizá una discoteca como Joy Eslava no sea el lugar para escuchar esas canciones, pues la delicadeza de la voz y los arreglos a veces se perdían entre el entrechocar de los vasos en las barras y el ruido del aire acondicionado. Lo cual dice algo bueno del respetuoso público, cuya media de edad rondaba los cuarenta años. 

Diez minutos antes de la hora prevista, Steve Earle salió a escena y empezó su concierto sin muchos miramientos. De nuevo él solo, con una guitarra acústica (a lo largo del show la cambiaría una decena de veces sin que el matiz resultara apreciable). En ocasiones, uno se da cuenta de que el espectáculo no va a ser de su agrado desde el minuto uno. Ésta fue una de ellas. 

Imperceptible rasgueo de guitarras, letras recitadas más que cantadas, cero carisma escénico. Cuando Steve Earle debutó en solitario en 1986, algunos lo saludaron como el nuevo Springsteen, supongo que buscando un parentesco con el inconmensurable álbum Nebraska. Bueno, es una soplapollez: como comparar una sandía y un huevo frito. Cantaba Kiko Veneno: Y entre nosotros, un muro de metacrilato no nos deja olernos ni saborearnos. Ese muro invisible es el que separaba a Steve Earle de su público, y ninguno de los dos hizo ningún esfuerzo por romperlo. 

A los cuarenta minutos de empezar el concierto, giré sobre mí mismo para enfilar la salida. En ese mismo instante, sobre el escenario, un dj puso en marcha una base rítmica preprogramada, y aquello fue como un aguacero en el desierto, después de casi tres cuartos de hora de suplicio. Al menos bastó para evitar que me marchara, y más tarde se sumaría Allison Moorer con su voz y su guitarra. Entre todos (Earle, Moorer y el dj que hacía las veces de banda) remontaron el concierto hasta conseguir que algún tema sonara bien. Hasta Earle se permitió algún breve diálogo con el público, eso sí, sin que su mueca llegara nunca a convertirse en una verdadera sonrisa. 

Una hora después llegó el bis, y entonces pude marcharme con el convencimiento de que ya había visto todo lo que necesitaba ver de Steve Earle. Si alguna de las ochocientas personas que había en la sala disfrutó del concierto, no fui yo. Steve Earle tiene talento, pero a veces no basta con eso. No recomiendo a nadie gastarse veintisiete euros para comprobarlo.

Jota78

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Lucinda Williams (Sala Joy Eslava, Madrid, 18/07/09) « Si la tocas otra vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s