Un diario de conciertos

Que sí, que me gustan los Pereza

Cuando le dije a mi amigo Juanma que iba a ir al concierto de Pereza del pasado 1 de diciembre en el Madrid Arena (o Telefónica Arena, como lo llaman ahora; a mí me da igual, ya di de baja mi línea y ya no pueden tocarme más las pelotas), lo único que acertó a decir fue: “¿Por qué?”.

Pues porque me gustan. Que se entere todo el mundo: me gustan los Pereza.

En los ochenta, un grupo de rock tan potente como Los Ronaldos tuvo que lidiar con la animadversión que despertaba su cantante Coque Malla. Parecía que toda España odiaba al pequeño Coque. ¿Y cuál era el motivo? Que era joven y descarado, ganaba una pasta haciendo lo que le gustaba y se hinchaba a follar. Era un blanco fácil.

La historia se repite veinte años después con Leiva, el cantante de Pereza. Y no digo que no haya motivos, porque un poco de grima sí que da: tiene el mismo pelo que Krusty el Payaso (aunque por poco tiempo), se viste y camina como Keith Richards en los setenta y está más flaco que la niña posesa que sale al final de REC. Su compañero de grupo, Rubén, cae un poco mejor porque, aunque es igual de escuálido y macarra, mantiene la boca cerrada y deja que el otro cincuenta por ciento de Pereza haga de pararrayos de los insultos y las malas críticas.

El otro gran hándicap de este dúo es su público, masivo y adolescente. Es lo que tiene sonar en Los 40, que abre puertas de lo más extrañas; y lo que debiera haber sido una propuesta minoritaria pasa de su circuito natural (bares, salas de conciertos) a los grandes aforos (pabellones, plazas de toros). Y ya se sabe, cuantas más entradas se venden, más lustre pierde la pátina de autenticidad rockera.

Pero no puedo odiar a Pereza. Son un grupo de verdad y tienen buenas canciones. Esto no lo constaté hasta escuchar algunas de ellas en boca de otros artistas que respetaba (Bunbury, Quique González, Xoel López) y darme cuenta de que mis prejuicios me impedían apreciar temazos como Matar al cartero o Madrid. Y como rectificar es de sabios, rectifiqué.

Su último disco, Aproximaciones, es el que les ha hecho despegar definitivamente y el que les llevará a Las Ventas el próximo junio. Lo merece porque está lleno de buenas canciones de prosa burningiana (de los Burning) y guitarras stonianas (de los Stones). Yo lo he escuchado durante semanas y aún lo pongo de vez en cuando, y no puedo decir eso de todos los discos que he comprado en este 2007.

Tenía ganas de comprobar si su directo estaba a la altura. Curiosamente, sentía el del Madrid Arena como mi primer concierto de Pereza, cuando en realidad ya les había visto en vivo ¡cuatro veces!: de teloneros, en fiestas populares, en algún festival… Pero nunca les había prestado la debida atención, lo reconozco. En esta ocasión la cosa era distinta porque era la primera vez que pagaba por verlos.

Y resulta que tienen uno de los tres mejores directos de rock de España (los otros dos son los de los igual de denostados y poco cool M-Clan y Ronaldos). La pareja de flacuchos está de subidón porque, después de una casi una década tocando donde les llaman, ahora diez mil personas corean sus canciones a grito pelado (y especialmente las nuevas, algo que no le ocurre a todo el mundo, como bien saben los antes citados Burning y Rolling Stones). Así que Rubén y Leiva saltan al escenario dispuestos a follarse a quien haga falta.

Aparte de su energía y carisma (deja de arquear esa ceja, anda), se da la circunstancia de que ambos son estupendos guitarristas. A menudo se expresan mejor con su instrumento que con la palabra -esto es particularmente cierto en el caso de Leiva, que cada vez que agarra el micro entre canción y canción se explaya con largas peroratas sin sentido que deceleran el ritmo del concierto de forma notable-. Su juego de riffs intercambiables recuerda mucho al de Keith Richards y Ron Wood, en la época en que el primero todavía acertaba con las notas, claro.

Por desgracia, un grupo de rock español sólo puede aspirar a llenar grandes recintos permitiendo la entrada a menores de edad; y eso conlleva la prohibición de vender alcohol. Uno se siente un poco tonto viendo un concierto de estas características con un mini de cerveza sin alcohol en la mano, pero es el signo de los tiempos… ¡Malditos críos! ¡Que les den por culo!

Hasta ahí lo malo. En un concierto de Pereza se disfruta. Si les dejas, claro. ¿Nos vemos en Las Ventas, Juanma?

Jota78

Anuncios

9 comentarios

  1. ana

    mmm, que te voy a decir, estoy de acuerdo contigo, porque además he tenido la suerte de estar en los conciertos de los que hablas, y me han flipado!, muchiiisimo mas el de bruce…
    Espero que escribas más, que me gusta como lo haces…
    Besillo

    26 diciembre, 2007 en 9:10 pm

  2. equis

    De acuerdo en todo. pereza molan.

    26 diciembre, 2007 en 11:04 pm

  3. María

    Bueno,antes de nada,Enhorabuena x decidirte a escribir este blog,me parece una idea genial!!y de cara al futuro podrías ampliar y hacer lo mismo con las peliculas que vayas viendo…así me ahorraría interrogarte por toda la cartelera cada vez que te vea,jeje.
    Y q con lo q has escrito(y también xq me Pereza me gusta mucho) pienso ir a su próximo concierto en junio!!!(me avisas cuando salgan a la venta las entradas xfa???gracias!)
    Un beso!

    27 diciembre, 2007 en 11:30 am

  4. rebe

    No sé muy bien qué decir ya que creo que cada uno/a tiene sus grupos fetiche dudosos…pasé por un momento que escuché a Amaral, Bunbury me flipa y aunque suene mal, no puedo evitar cantar a gritos las canciones de Hombres G antiguas porque me las sé…pero de esto a decir que Pereza molan??????…digamos que podrían molar más…menos business.
    Recomendación: Love of Lesbian. Pop español, a ver si te engancha

    5 febrero, 2008 en 5:05 pm

  5. María

    GRACIAS POR LAS ENTRADAS!!!!UN BESO!

    12 febrero, 2008 en 11:59 am

  6. Pingback: Si la tocas otra vez…

  7. Pingback: Pereza (Sala Siroco, Madrid, 10/12/08) « Si la tocas otra vez…

  8. Pingback: Le Punk + Sidecars (Universimad, Madrid, 15/05/09) / Mago de Oz (Teatro Español, Madrid, 17/05/09) « Si la tocas otra vez…

  9. Pingback: Pereza (Sala Siroco, Madrid, 17/04/11) « Si la tocas otra vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s